REVISIÓN TÉCNICA OBLIGATORIA (RTO)

La revisión técnica obligatoria es el control periódico del estado mecánico y de la emisión de gases contaminantes de los automotores.

Primera RTO: Vehículos que cumplieron los 2 años de patentamiento. Renovación RTO: Vehículos que cumplieron 1 año desde su última revisión técnica.
Detección fallos mecánicos que puedan ser causales de accidente. Según estadísticas mundiales, los sistemas de luces, frenos, suspensión y dirección, aparecen con mayor frecuencia como causa principal de accidentes cuando la causa primera de éstos es la falla mecánica del vehículo. Al detectar estos problemas, es posible solucionar sus deficiencias y circular en condiciones seguras
El significativo incremento de la contaminación ambiental por causas atribuibles al estado de los vehículos hace que sea importante la verificación de que las emanaciones que salen de los mismos sean las establecidas como aceptables dentro de un funcionamiento correcto del rodado. De esta manera se preserva el medio ambiente de contaminantes provenientes de fuentes móviles.
La vida útil de un vehículo está en relación directa con el cuidado puesto por su poseedor en conservar o preservar sus condiciones regulares de funcionamiento. La merma normal por el paso del tiempo se puede neutralizar a través del mantenimiento preventivo y correctivo de los vehículos por parte de los propietarios. Además es posible economizar en reparaciones realizadas detectadas a tiempo en la R.T.O
La puesta en mínimas y razonables condiciones de los vehículos dinamiza necesariamente el mercado automotriz, tanto con relación a las unidades usadas como nuevas, al conjunto de talleres de reparación y a las fábricas de autopartes, dando lugar en términos macroeconómicos a un incremento del volumen de mano de obra ocupada.